Radar

screenshot217.jpg

Muchas veces ignoramos u obviamos el origen de los avances tecnológicos que nos han hecho la vida un poco más “cómoda” (para otros complicada).

Hay infinidad de utilidades cuyo origen ha sido debido a la investigación militar. Internet sin ir más lejos. Son tantísimos que resultaría un auténtico disparate intentar siquiera nombrarlos. Por ello hoy me voy a centrar en el radar.

El Radio Detection and Ranging fué en sus inicios un intento de armamento a través de las ondas electromagnéticas, con el que se intentaba “anular” a los pilotos enemigos haciendo que aumentase la temperatura corporal de los mismos. En este sentido fué un rotundo fracaso debido a que la energía necesaria para ello era tan elevada que no pudo llevarse a cabo. Sin embargo ahora todos los hogares tienen su propio “microondas” para uso doméstico basándose en esta tecnología.

Durante la investigación con el Radar se observaron efectos “indeseados” de interferencias, cuyo análisis y desarrollo, convirtieron el fracaso en una aplicación muy útil en la detección de objetos a distancia.

Efectivamente el sistema permitía detectar aviones en movimiento calculando su trayectoria y velocidad con una precisión más que notable. A partir de ahí su aplicación a la aviación civil fué simultánea con el desarrollo de la misma.

En la actualidad sería impensable la operación aeroportuaria sin la utilización de los radares. En casi todos los aeropuertos del mundo las operaciones de tráfico aéreo se regulan mediante el uso del radar, habiendo distintos niveles de control. Desde el control de sobrevuelo, aproximación y despegues, hasta el de rodaje, pasando, cómo no, por el radar meteorológico.

Los aviones llevan su propio sistema de radar meteorológico para poder evitar zonas de gran concentración de agua o hielo, y en modo de mapa se pueden apreciar también elevaciones o perfiles de costa.

Sin duda que el radar presta  un gran servicio a la aviación. Pero tiene otras utilidades practicas que pueden amargarle el día a cualquier conductor al que le hagan la foto en una carretera. Con la instalación de nuevos radares habrá que estar pendientes del acelerador si no queremos ver cómo disminuye nuestro saldo bancario a la par que aumenta el saldo de puntos descontados de nuestro carnet de conducir. radar_trafico.doc

Acerca de Carlos

Piloto de líneas Aéreas, aficionado a las artes: Pintura, Literatura, Música, Fotografía, con ganas de divulgar aquello que he vivido a lo largo de mi experiencia profesional y humana..

Un pensamiento sobre “Radar

  1. Tu post me ha recordado una serie de imágenes que ví en Broto.
    De noche, una mariposa revoloteando alrededor de una farola, un murciélgo al que perdíamos de vista (yo estaba con unos vecinos), uno de ellos comenta “ya verás que pronto desaparece la mariposa”; dicho y hecho, vimos como el murciélago la atrapaba y desaparecía.
    Volando, volando… me iré al parador de Segovia el sábado en coche, espero que siga mi racha y no me atrape un “murciélago” por exceso de velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*